Prensa

  • Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    Con operación de procesos a distancia, CIO se suma a la transformación de Andina

    Seguridad, comunicación más rápida y fluida para la toma de decisiones y mayor control de procesos, son los principales beneficios de esta nueva forma de operar desde el Centro Integrado de Operaciones ubicado en Los Andes.

    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Imagen foto_00000001

    Esta nueva forma de operar ha fortalecido el trabajo en equipo entre las distintas áreas, generando un mejor manejo de la información y optimización de los tiempos de respuesta.

    Monitoreando en tiempo real los procesos de la alta cordillera se encuentran cinco operadores de la Gerencia de Plantas y dos de la Gerencia de Minas, protagonistas de la transformación que está viviendo el Centro Integrado de Operaciones (CIO) de Andina.

    Desde diciembre pasado, se realizan a distancia, desde Los Andes, las operaciones del despacho y control radial de la mina rajo, además del monitoreo de taludes; el chancado primario, las plantas de chancado secundario y transporte, la molienda SAG y unitaria 2, la molienda convencional y la flotación colectiva.

    "Más del 90% de la concentradora opera desde el CIO, y a partir de marzo de este año incorporamos a la Gerencia de Recursos Hídricos, Concentrado y Relave, lo que nos permite operar los espesadores, la canaleta de relave y la planta de Tratamiento de Aguas de Drenaje Ácido (TADA). Nuestro rol es gestionar el control de procesos, a través del cumplimiento de los estándares operacionales que monitoreamos en línea, lo que nos permite tener un diálogo con la operación y las áreas de asesoramiento para actuar anticipadamente y recuperar los procedimientos cuando detectamos alguna desviación", explica Richard Araya, director del CIO.

    El mejor manejo de información y la cercanía de los operadores han permitido mejorar los tiempos de respuesta, las coordinaciones y la toma de decisiones. "Cuatro ingenieros de proceso mantienen directa relación con los jefes de turno que están en terreno. Cada vez se siente una mayor integración de coordinación y trabajo colaborativo", destaca Araya.